Blogia
Sniff -> las alergias acabarán conmigo

Cosas mías

Último día

Hoy es mi último día en mi actual trabajo. Lo podría haber posteado hace días, pero no quería adelantarlo tanto. Al final, se me ha retrasado el post más de la cuenta.

Después de dos años y poco, vuelvo a mi anterior trabajo. Tendré que despedirme de mi "tecnología prestada", como llamó Chorche al portátil. También del
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡¡BIENVENIDA, ANITA!! (mi nueva sobrina)

¡¡BIENVENIDA, ANITA!! (mi nueva sobrina) Hace unas dos horas (aproximadamente a las 23:00 del 30 de este mes) ha nacido Ana (Anita), la hija de mi cuñada Ana y mi hermano Basilio.

¡¡FELICIDADES A LOS DOS!! :oD

Me ha hecho mucha ilusión que naciera hoy porque hoy... ¡ES MI CUMPLEAÑOS! No me apetecía publicarlo en el blog porque parece que obligas a la gente a que te feliciten y no es plan, pero la coincidencia del nacimiento de mi sobrina ha hecho que lo tenga que desvelar. Ojo, que no es que me siente mal cumplir años. ¡Qué va! Siempre lo he llevado bien. Ya veremos cuando empiece la tercera década...

En fin, que con tanta emoción hasta me está costando esfuerzos que no se me escape algún lagrimón y todo... Ya véis, sentimental que es uno...

A mi padre (abuelo por novena vez y dentro de unos meses lo será por décima) le ha dao por sacar una botella de Cardhu para celebrarlo. Así que, pelotazo de whisky que ha caido a palo seco y "amorraos" a la botella. :oD

Mi hermano me ha enviado un SMS muy gracioso, supuestamente escrito por su hija, que transcribo para la posteridad:
"Acabo de llegar y sólo veo gente fea por todas partes. ¡Qué pasada! Yo me vuelvo a donde estaba. Feo aquí, fea allá... Espero que tú estés de mejor ver, bueno, pronto nos conoceremos y espero no asustarme cuando te vea. Ana XXX XXX (la guapa)."

Por supuesto, los apellidos han sido censurados por aquello de la privacidad y esas cosas...

Bueno, este post está dedicado a tí, Anita. Espero que algún día lo llegues a leer. ;o)

¡¡¡ENHORABUENA, FAMILIA!!!

P.D.: Ya sé que lo del diminutivo queda un pelín hortera, pero es para no confundir a la madre y a la hija.

(Post escrito el día 30, pasadas las 12 de la noche. Por eso aparece con fecha del día 31. Mientras no me vaya a dormir, sigo estando en el día 30. :oP)

Días de 48 horas

Llevo unos días que no paro.

El sábado estuve ayudando a Javier y a Mónica (hermana de mi novia) a hacer las invitaciones de su boda (se casan en mayo). La verdad es que les han quedado muy majas. Se las han currao (o nos las hemos currao, aunque la idea ha sido de ellos). El caso es que estuve todo el sábado en casa de Javier, desde las diez y media de la mañana hasta pasadas las once de la noche. Lo pasamos bien y además nos invitaron a comer y a cenar.

El domingo fue peor. Me tocó trabajar. Nos han cambiado el programa de facturación en el trabajo y había que volver a hacer inventario. Artículo por artículo, contar cuantas unidades había de cada y volverlos a meter en el programa nuevo con su correspondiente código de barras (por fín se deciden a usarlo). Así que estuve pringao desde las nueve de la mañana hasta las once y media de la noche. Los jefes invitaron a comer y a cenar. ¡QUÉ MENOS!

Vamos, que el fin de semana sólo me han visto el pelo en casa para desayunar.

Para colmo, ayer lunes, la jornada parecía que iba a ser normal, pero una compañera me pidió auxilio. Tenía una reunión con unos clientes bastante importantes a última hora de la tarde. Tenía que prepararse la reunión porque el jueves y el viernes había estado de baja. La persona que debía acompañarla le había dado plantón y la pobre estaba muy agobiada. Me tocó enganchar media hora antes para echarle una mano en la preparación, y después ir con ella a la reunión a las ocho y media de la tarde. Menos mal que al final el jefe se estiró y nos acompañó también.

Pues bien, al final ayer acabé plegando a las diez y media de la noche.

Y ya no os cuento la de cosas que haría yo si tuviera algo de tiempo para mí. La de cosas que me gustaría hacer y que no puedo porque no tengo tiempo, como por ejemplo actualizar un poco más a menudo este blog.

¿Por qué no inventan los días de 48 horas?

Con la moral pocha

Como podéis comprobar, llevo ya unos días sin postear nada. No es por poner excusas, pero llevo unos días con la moral un pelín por los suelos. Me estoy agobiando demasiao en el curro. Ultimamente están presionando bastante desde arriba con los objetivos. No paran de echarme faena encima además de la que ya tengo de por sí, la que me busco yo y la que entra por la puerta. Para colmo, llevo más de una semana con un señor resfriao. Precisamente ahora, con algo de dolor de cabeza. Vamos, que se me han juntao el hambre con las ganas de comer.

Me gustaría postear sobre muchas cosas, como el reportaje que apareció en el periódico Heraldo de Aragón que hablaba sobre los blog's aragoneses, o también sobre el Planeta Aragón, pero me siento delante del ordenador y no tengo ni ganas ni inspiración.

Vamos, que necesito unas vacaciones (y un camión de paracetamol), y eso que las últimas las tuve en noviembre, pero me temo que hasta junio no voy a volver a poder disfrutar de ese lujo.

Menos mal que por lo menos este fin de semana ha salido un poquito el sol y he salido por ahí a ventilarme, porque empiezo a estar un poco hasta el gorro de tanta niebla.

En fin, espero que esta racha dure poco, porque ni siquiera consigo dormir a gusto. Como bien dice el refrán, "no hay mal que cien años dure". Ya se me pasará.

Sandra y José Andrés :,o(

Hoy quería haberos contado cosas sobre mi cena de empresa de ayer, pero se me han quitado las ganas.

Hoy han fallecido Sandra y José Andrés. Eran amigos de Nuri y Carlos (mis mejores amigos) y yo también los conocía. Eran una pareja muy maja. Majísima...

En fin, no me apetece contar detalles. No tengo fuerzas.

Este artículo va dedicado a vosotros SANDRA y JOSÉ ANDRÉS. Descansad en Paz.

Agobios, cabreos y demás

Este lunes lo borraría la mar de agusto del calendario. Bueno, borraría unos cuantos días más.

En el trabajo nos andan exigiendo objetivos y esas cosas (ya se sabe, fin de trimestre y de año). El sábado me arrancaron a mala leche el espejo del retrovisor derecho del coche. He tenido un medio-cabreo con una compañera de trabajo...

A uno se le quitan hasta las ganas de escribir en el blog.

Si es que no se puede vivir así de agobiao ni estresao. Menos mal que el viernes nos vamos de cena de empresa. A ver si con un poco de juerga y desenfreno desconectamos y nos relajamos un poco, que a mí buena falta me hace.

S'acabaron las vacaciones

Sí, hoy he vuelto al curro. Creía que mi último día de vacaciones me deprimiría, como me ha pasado otras veces. Pero no, esta vez no ha sido así. Ayer estaba más o menos fresco. Hasta el punto de que a las dos menos diez de la noche de ayer, aún andaba escribiendo artículos en mi blog.

La verdad es que creía que la vuelta sería menos traumática que otras veces, viendo lo poco que me agobiaba. Pero no ha sido así. Me esperaban algún que otro marrón, faena retrasada, clientes que me están esperando como agua de mayo (se podrían conformar con el chaparrón que está cayendo), objetivos que cumplir antes de acabar el trimestre... Vamos, que estaba mejor en casita.

En fin, resignación. Por lo menos, este fin de semana es largo, aunque el martes me toca currar.

Por cierto, me voy a ir tres días con los "bicicleteros" a la casa que tiene Piripii en Arguis, con la excusa de hacer alguna excursión, aprovechando que el terreno de allí es llano :oD. A la vuelta contaré más detalles de esta tradicional "Reunión de Mastos", que este año cumple su décima edición (qué viejos nos hacemos...).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vacaciones

Por cierto, que ya he vuelto de mi vajecito vacacional.

Ahora me quedan unos días de relax y de aprovechar a hacer papeleos de esos que sólo se pueden hacer en horario laboral y nunca se encuentra el momento.

Ya queda menos

El próximo miércoles 17 me voy de vacaciones. Sólo me quedan dos días de curro, y tengo faena para dar y vender. Vamos, que me esperan dos días de ir de medio lao...

Menos mal que tengo 14 días para relajarme, 6 de ellos lejos de casita. ;oD

¿Sabrá mi padre apañarse solito? ¿Comerá de gorra en casa de algún/una hijo/a?

Mira al pajaritooooo (parte 2)

Mira al pajaritooooo (parte 2) ¿Os acordáis de aquel día que hablaba yo sobre una foto que les echaron a mis Gustavos y que me va a costar 140 euros? Pues bien, al final me la han mandado.

Si por lo menos hubieran salido mis Gustavos más favorecidos, y no tan borrosos, entendería el precio de la foto, pero vamos, por 140 euros podrían haberme avisado, que habría pasado otra vez más despacito para que les diera tiempo a enfocar...

En fin, que ahí tenéis la foto de mis adorables Gustavos. Por lo menos ellos han salido, que a mí no se me ve ni el cogote.

Ahora que observo la foto (editada para quitar datos que no interesan), me he percatado de que parece que haya dejado los números 6 a conciencia. Confieso que no era mi intención. ¿Estaré poseido? ¿Poseso? ¿Pos aquello? ¿Pos lo otro?

Vendimia vs. Patinaje

Este finde he estado vendimiando en el el pueblo de la parienta y estoy un tanto baldao.

¿Tendré fuerzas mañana para irme a patinar?

Ya sus contaré.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mira al pajaritooooo (click)

Hace cosa de un par de semanas tuve que ir a ver a un cliente de Zaragoza, y en una de las muchas vueltas que tuve que dar por la autovía que va a Valencia para encontrar la nave de dicho cliente, vi un coche parado en la cuneta derecha de la autovía. Cuando lo ví, pensé para mis adentros: "Mira ese, seguro que ha parao a hablar con el móvil. Si se hubiera puesto un manos libres no tendría que estar ahí parao, pero por lo menos ha tenido ojo y se ha puesto a la sombra para no pasar calor. Aunque un Ford Mondeo gris es algo sospechoso...".

Sí amigos, todo eso pensé en tan solo un segundo. Creedme, en menos de un segundo. No lo sabría decír en tan poco tiempo, pero mi neurona sí que pudo pensar todo eso en ese rato.

Nada más rebasarlo pensé: "¿No será el radar?". Miré por el retrovisor y vi algo oscuro en el parachoques de ese coche que me olía algo mal. Acto seguido miré el velocímetro de mi coche y pasaba muy poco de los 100 km/h. Dije: "Bueno, por aquí la máxima será de 100, y no creo que por unos kilometruchos por hora de nada les dé por multarme; además no he visto ningún flashazo". Y seguí mi camino confiando en la suerte.

Pues bien, señoras y señores, la suerte existe. Pero sólo la mala suerte. Hace tres días me llegó una carta de tráfico, y nada más ver el membrete del sobre pensé lo peor. Y acerté.

El límite de velocidad de ese tramo era de 80 km/h y según la foto que me echaron esos señores yo iba a 107 km/h. Así que nada, 140 euros del ala me va a tocar soltar...

Y yo me pregunto: ¿por qué carajo no se ponen a echar fotos en los tramos en los que los propietarios de coches millonarios de más de 200 c.v. van a más de 180 km/h por placer y porque además se pueden permitir el lujo de pagar multas de este tipo, en lugar de hacer la pascua a miserables trabajadores que nos toca poner nuestro miserable coche de segunda mano para ganarnos el pan?

En fin, estoy pensando pedirles la foto porque con lo que me ha costao, mis "Gustavos" seguro que han salido la mar de majos y sonrientes...

Ya tengo weblog

Hoy me he decidido a crear este weblog. No sé qué será de él, si será un diario personal de mi vida, si será un blog donde habrá noticias familiares o qué puñetas será de esto. El caso es que me "metía marcha" hacerlo y aquí está.

Veremos cuanta vida le doy y cuanto tiempo dura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres